Nuestra novísima tienda virtual www.ciriacoyanezimaginador.com

Nuestra novísima tienda virtual www.ciriacoyanezimaginador.com
Nuestra novisíma tienda virtual donde puedes encontrar todas mis imaginaciones. www.ciriacoyanezimaginador.com

Olivo. Una amiga me puso ese nombre , me gustaría ser un olivo, amoroso, seguro, cada cosecha un sabor más profundo, cada recogida dejando una muesca imperceptible en la corteza.

Nuestros pequeños talleres en la calle Madre Sacramento 11 de Zaragoza España

La Vinatería Yáñez donde vendemos nuestros vinos, destilados y cervezas.
El Taller de vino Yáñez donde imaginamos nuestros vinos.
El Taller de Destilados Nobles Yáñez donde imaginamos nuestros destilados.
El Taller Yáñez Proyecto Cerveza Única.
El Humilde Taller Gastronómico donde desarrollamos, probamos y vendemos nuestras comidas en sus diferentes formatos.

Verás

Verás, éste es un espacio auténtico donde expresarme de forma segura, inteligente, vital, creadora, amorosa y alegre; un espacio donde contar las cosas en las que creo, las cosas que creo; las obras que realizo y donde también indexo la información de mis actividades en torno al vino y al trabajo personal como coach. Hago muchas cosas, desarrollo muchos proyectos, unos para experimentar y aprender, otros para compartir. Lo que ocupa mi esfuerzo y mi afán es mi Taller. El taller es un espacio donde amar y reflexionar, es un espacio donde cocino y evoluciono mis recetas, donde agasajo a mis amigos en la mesa del taller. En el taller se entremezclan cuarenta años de periplo vital, viajes, pintura, escultura, escritura... aquí me refugio para ensamblar mis vinos, para catar con toda la atención las nuevas selecciones que elijo para ofrecer en nuestra vinatería, la vinatería Yáñez. Es aquí entre estas paredes donde me pongo a pintar, a dibujar, a escribir. Es entre estas paredes donde nos reunimos a comer, beber, amar. Es la magia del Taller.
Desde esta pagina podrás leer escritos que acabo de terminar y otros que me acompañan hace décadas, pues escribir me apasiona; podrás sentir como van creciendo las cepas y voy haciendo mis "un camino hacia el cielo"; compartir la incertidumbre del tiempo atmosférico y vital; y compartir las elecciones y lecciones vitales que llenarán de magia las botellas Yáñez; podrás ver mis platos; podrás ver viejas iniciativas adaptadas a las nuevas tecnologías como la vieja revista en papel de la vinatería ahora en formato web, podrás ver las actividades de la vinatería y el discurrir cotidiano en:" ven y hablemos de vino!"... Podrás ver lo que hago y decidir si te apetece trabajar conmigo. Podrás ver!
Un abrazo muy cordial, nos vemos delante de una copa de vino.
Vuestro seguro servidor Ciriaco Yáñez

el Taller en madre sacramento 11 de Zaragoza.50004.España. al lado de la vinatería de mi familia, la vinatería Yáñez en madre sacramento 11, 50004, Zaragoza. Desde 1953 casi una vida aquí.
http://www.ciriacoyanez.com/
email:ciriacoyanez@gmail.com

telf 0034976214855

La Vinatería Yáñez
el Taller de Vino Yáñez
el Taller de Destilados Nobles Yáñez
El Humilde Taller de gastronomía
Ciriaco Yáñez Asesor Enogastronómico




viernes, 12 de octubre de 2012

el pilar


estaba escribiendo algo sobre este día del pilar , aquí en la vinatería mientras las gentes pasan vestidas de fiesta con atuendo preciosos y rostros alegres, en compañía de sus seres queridos y , por unas horas alejado el espectro del miedo y la confusión y cuando me he querido dar cuenta he escrito unos párrafos. Luego de un momento...¡¡¡me he dado cuenta de que eso ya lo había escrito en el pasado" madre mía , que viejo soyyyyyyy. Jajjajja.
Veréis, estando hoy en la vinatería me han llegado, como en una filmación, las imágenes de los últimos treinta y cinco años de pilares. Tradicionalmente hemos abierto la tienda y cuando mi padre tenía su bar "el humilde rincón" el barecito también lo abríamos. 
Esta mañana recuerdo aquellos días de otoño cuando todos mis amigos se iban con sus familias a pasear, a tomar el vermouth. Mi padre me montaba en el coche y nos veníamos al bar. Yo tenía, nueve, diez años, once tal vez y, hala¡ a fregar el suelo, limpiar la cocina, los baños, cortar el pan, mirar que no se pegara la salsa de las cigalas, ni que los solomillos se quemaran...Muchas pequeñas cosas, luego llegaba todo el mundo y en dos horas no se paraba ni un segundo, más pan, lavar vasos que no quedan¡¡¡ Mi padre era una maquina, atendía con rapidez y siempre tenía un comentario para sus amigos, los que no eran amigos simplemente no comían... Uno de aquellos años, recuerdo que no quería ir , quería quedarme en casa. Al final sin más me monté en el coche y desde casa de mis padres bajábamos por la gran vía y nos fueron desviando sucesivamente por diferentes calles. Yo, en secreto deseaba que no pudiésemos llegar, que nos volviésemos a casa. Mi padre no cejó en su empeño y callejeando encontró una manera de llegar a esta sufrida calle madre sacramento
" calle madre sacramento
tan sufrida y tan callada
allí ha tomado aposento 
un bar que es una gozada
es un sitio singular
que en animo de atenderte
en menos que canta un gallo
te monta un tenderete...
así escribía el poeta Macario sobre el humilde rincón
pues como os decía llegamos, llegamos. Lo preparamos todos y llegó la gran ola del vermouth
un grupo de hombres, mujeres y niños , se puso en medio del local, yo les atendí, tenía once años
les serví y como quien no quiere la cosa se fueron sin pagar. Aún los veo irse  taimados y contentos.
Yo no me atreví a decir nada, pensaba que habrían abonado su cuenta a mi padre. Cuando este se percato del sinpa la bronca que me pegó fue de órdago. Creo que no me habló en un par de semanas.
Cuando me hice mayor, tenía dieciséis años  y solo tenía que venir a abrir la tienda siempre me sentía como estar de vacaciones.
días del pilar un poco diferentes

No hay comentarios: