Nuestra novísima tienda virtual www.ciriacoyanezimaginador.com

Nuestra novísima tienda virtual www.ciriacoyanezimaginador.com
Nuestra novisíma tienda virtual donde puedes encontrar todas mis imaginaciones. www.ciriacoyanezimaginador.com

Olivo. Una amiga me puso ese nombre , me gustaría ser un olivo, amoroso, seguro, cada cosecha un sabor más profundo, cada recogida dejando una muesca imperceptible en la corteza.

Nuestros pequeños talleres en la calle Madre Sacramento 11 de Zaragoza España

La Vinatería Yáñez donde vendemos nuestros vinos, destilados y cervezas.
El Taller de vino Yáñez donde imaginamos nuestros vinos.
El Taller de Destilados Nobles Yáñez donde imaginamos nuestros destilados.
El Taller Yáñez Proyecto Cerveza Única.
El Humilde Taller Gastronómico donde desarrollamos, probamos y vendemos nuestras comidas en sus diferentes formatos.

Verás

Verás, éste es un espacio auténtico donde expresarme de forma segura, inteligente, vital, creadora, amorosa y alegre; un espacio donde contar las cosas en las que creo, las cosas que creo; las obras que realizo y donde también indexo la información de mis actividades en torno al vino y al trabajo personal como coach. Hago muchas cosas, desarrollo muchos proyectos, unos para experimentar y aprender, otros para compartir. Lo que ocupa mi esfuerzo y mi afán es mi Taller. El taller es un espacio donde amar y reflexionar, es un espacio donde cocino y evoluciono mis recetas, donde agasajo a mis amigos en la mesa del taller. En el taller se entremezclan cuarenta años de periplo vital, viajes, pintura, escultura, escritura... aquí me refugio para ensamblar mis vinos, para catar con toda la atención las nuevas selecciones que elijo para ofrecer en nuestra vinatería, la vinatería Yáñez. Es aquí entre estas paredes donde me pongo a pintar, a dibujar, a escribir. Es entre estas paredes donde nos reunimos a comer, beber, amar. Es la magia del Taller.
Desde esta pagina podrás leer escritos que acabo de terminar y otros que me acompañan hace décadas, pues escribir me apasiona; podrás sentir como van creciendo las cepas y voy haciendo mis "un camino hacia el cielo"; compartir la incertidumbre del tiempo atmosférico y vital; y compartir las elecciones y lecciones vitales que llenarán de magia las botellas Yáñez; podrás ver mis platos; podrás ver viejas iniciativas adaptadas a las nuevas tecnologías como la vieja revista en papel de la vinatería ahora en formato web, podrás ver las actividades de la vinatería y el discurrir cotidiano en:" ven y hablemos de vino!"... Podrás ver lo que hago y decidir si te apetece trabajar conmigo. Podrás ver!
Un abrazo muy cordial, nos vemos delante de una copa de vino.
Vuestro seguro servidor Ciriaco Yáñez

el Taller en madre sacramento 11 de Zaragoza.50004.España. al lado de la vinatería de mi familia, la vinatería Yáñez en madre sacramento 11, 50004, Zaragoza. Desde 1953 casi una vida aquí.
http://www.ciriacoyanez.com/
email:ciriacoyanez@gmail.com

telf 0034976214855

La Vinatería Yáñez
el Taller de Vino Yáñez
el Taller de Destilados Nobles Yáñez
El Humilde Taller de gastronomía
Ciriaco Yáñez Asesor Enogastronómico




miércoles, 31 de octubre de 2012

historias


Historias de Ciriaco susurradas a Beatriz

Me pregunta Beatriz curiosa por nuestra vinculación con la selección y venta del vino a granel y cual es la historia de la vinatería. Y ya puestos lo he escrito. La vinatería Yáñez nace el 31 de diciembre de 1953 como un almacén de vinos a granel que se traían directamente del productor en el campo de Cariñena, en Borja o en Logroño, la formula de venta de vino tradicional. En los primeros treinta años de trabajo la tienda fue un almacén de vinos con dos tipos de tintos de 14º y de 16º que guardábamos en grandes bocoyes de 600 a 800 litros, un clarete mezcla de tinto y blanco, un blanco ligeramente oxidado, un moscatel maravilloso, un vermouth, un rancio… estos vinos especiales se conservaban en pequeños toneles de 60 a 200 litros pues se vendían mucho menos. En la parte de arriba de la tienda, donde hoy esta la oficinita  había seis grandes toneles de mantenimiento de 800 litros. En la parte de abajo había una nevera que servia para mantener las barras de hielo que se vendían por trozos y que se traían envueltas y alhombro de los transportistas.
En las primeras décadas de existencia de la tienda el transporte se hacia con pellejos que se llenaban de vino y se transportaban al hombro y con un embudo cilíndrico se vertían en los toneles. Era un trabajo ímprobo el de subir por las escaleras y verter con cuidado el contenido del pellejo. Cuando se hacia la descarga la tienda olía a vino efervescente, potente y a piel de cuero mojada, con el paso de los años y laincorporación de las bombas eléctricas la cosa se haría más y más cómoda, más higiénica y mejor para el vino .
Yo empecé a dirigir la tienda en el 84 por imperativo paternicial  a latierna edad de quince primaveras y estuve un mes con Jose Bernad que me enseño los rudimentos de la mecánica quántica, es decir como y cuando lavar las cubas, azufrarlas quemando rodelas de azufre  para evitar el viciado del aire que sobraba en la parte alta de las cubas, a reparar las duelas de las barricas que pudieran tener un poro por el que se vertiese el vino con una mezcla de harina y un contrachapado, como dejar vino para que se convirtiese en vinagre...pequeñas cosas necesarias para el buen funcionamiento del todavía almacén de vinos Yáñez.
Cuando tuve permiso de conducir empecé a viajar a catar vinos para mejorar el vino a granel que servíamos, y como había muchas barricas traíamos de la Rioja, de Cariñena, de Calatayud… Cuando compramos la primera furgoneta, una nissan vanette de segunda mano, montaba depósitos de plástico alimentario  que habían tenido olivas y me iba a Cariñena vitícola a cargar unos muy buenos vinos… De camino me paraba a almorzar con mi hermano Alonso que entonces tendría seis o siete años, buenos botas de longaniza, huevos y patatas, las expediciones a comprar vino eran una fiesta para ambos.
Y de allí hasta ahora pasando por épocas donde el vino embotellado cada vez tenia mas protagonismo en nuestras estanterías y el granel sufría. Cambiamos los toneles, los bocoyes y las pipas por depósitos de acero inoxidable siempre-llenos para tener mucho mejor el vino y los bajábamos desde el piso de arriba con mangueras y pistolas como los surtidores de las gasolineras. Al final decidimos que el granel era importante para nosotros, para la vinatería y lo empezamos a traer en garrafas de dos y cinco litros. El objetivo era seguir teniendo los vinos tintos de granel  de siempre en las mejores condiciones higiénicas, con la mayor sanidad y calidad organoléptica.
Ahora hemos añadido el concepto del bag in box, una especie de tetra brick grande donde el interior se va plegando cuando sale el vinoeliminando cualquier cámara de aire que se pudiera viciar.
Como ves Beatriz el granel ha coexistido en nuestras estanterías con losgrandes vinos del mundo, ha sido divertido ver una caja de petrus o de romanee conti al  lado de una pilada de cajas de garrafas de nuestro tinto de granel. Y aquí seguimos, seleccionando con el corazón y lacabeza vinos que podamos llamar nuestros al modo francés, nuestros por afinidad, por amistad.

Ciriaco Yañez
Sumiller de la vinatería yañez y señor mayor pues me acuerdo de todas estas cosas¡¡¡

No hay comentarios: